Consejos y Recursos

Lactancia y Hormonas

Si bien hay hormonas destacadas en la producción y eyección de la leche materna, en todo el período de lactancia existen múltiples interacciones hormonales, que favorecen o no a distintos aspectos de este periodo, incluso hasta hoy no se conocen exactamente todas las repercusiones de algunas hormonas y otras sustancias en la fisiología de la lactancia materna.

A su vez, el mundo hormonal está muy ligado y en permanente contacto con nuestros sentimientos, experiencias, vivencias y espiritualidad.

Todo lo anterior, determina que las lactancias sean únicas e incomparables, y a su vez, que un mismo período de lactancia sea dinámico y cambiante. Por eso los altibajos de esta gran etapa vital son esperables, frecuentes, habituales; y cuántos “bajos” o “altos” existan, y qué magnitud tengan, no es una medida establecida a nivel académico, es totalmente subjetivo y personal. Como vive y transita cada madre y cada familia estas sinuosidades, es único.


Almacenamiento y manipulación de leche materna

¿En qué almacenar la leche materna?

Existen diversos almacenajes para conservar la leche materna:

  • Recipientes de vidrio con tapa rosca de plástico.
  • Recipientes plásticos libres de BPA.
  • Bolsas plásticas de almacenamiento de leche materna.

Lo más importante a tener en cuenta la hora de escoger es que tenga: un cierre adecuado y efectivo, y que sea de uso alimentario.


Técnica de Lactancia

Amamantar en un acto natural e instintivo, pero tiene ciertos rincones, en los cuales, nos va a tocar practicar, consultar, preguntar y aprender a todos, y eso está muy bien!

En los años que se ha venido estudiando la lactancia materna (que no han sido tantos comparado con otros varios temas en salud y maternidad) se evidenció que la lactancia es más exitosa cuando:

  • La madre adopta una posición cómoda al amamantar.
  • Se posiciona al bebé de forma correcta con respecto al cuerpo de su madre.
  • El acople de la boca del bebé al pezón es efectivo.

A la sinergia de estos puntos se le denomina técnica de amamantamiento. Y todo comienza con… “mamá cómoda”. De preferencia, sentada, con brazos y espalda apoyados, piernas y pies apoyados, ambiente tranquilo, con temperatura agradable e iluminación suficiente.


Documentos

  • ¡Quiero Teta! – Unicef
  • Salas de Lactancia en el lugar de trabajo – Unicef