Conservación de leche materna

¿En qué almacenar la leche materna?

Existen diversos almacenajes para conservar la leche materna:

  • Recipientes de vidrio con tapa rosca de plástico.
  • Recipientes plásticos libres de BPA.
  • Bolsas plásticas de almacenamiento de leche materna.

Lo más importante a tener en cuenta la hora de escoger es que tenga: un cierre adecuado y efectivo, y que sea de uso alimentario.

Extracción y almacenamiento

Recuerda siempre realizar un adecuado lavado de manos antes de amamantar a tu bebé, extraerte leche y también previo a manipularla.

El medio de almacenamiento dependerá de varios factores, entre ellos el volumen de extracción y el espacio de almacenamiento disponible. Se aconseja almacenar (sobre todo al frizar), en cantidades no mayores a 100 a 150ml. Para poder templar o desfrizar solo lo que el bebé va a tomar.

¡No mezcles leches con diferentes temperaturas! No es recomendable agregar leche recién extraída, tibia, en la leche recién salida de la heladera.

¿Cómo desfrizar o descongelar?

Es importante realizarlo progresivamente. De ser posible bajar del freezer a la heladera, de heladera a temperatura ambiente y luego templar para el consumo del bebé.

Recuerda: cuantas menos variaciones de temperatura tenga la leche materna, mejor.

La leche bajada del freezer a la heladera, se puede almacenar allí hasta por 24hs. Luego de desfrizada o descongelada, la leche no se vuelve a frizar o congelar, por tanto si tu bebé no termina su toma de leche materna desfrizada, ésta se descarta, no se conserva.

Para templar la leche (para el consumo del bebé) se puede realizar bajo un chorro de agua caliente, a baño maría (fuera del fuego) o en calentador de biberones. NO directamente al fuego y NO en el microondas. Siempre mezclarla bien para que se homogenice.

¿Cómo transportar la leche materna?

Se recomienda hacerlo en contenedores térmicos, con fuente de frío dentro (como bolsas de gel o similar). Al llegar a algún lugar con heladera y/o feezer, guárdalo de inmediato.

Etiqueta los recipientes con fecha y hora. Utiliza la leche más antigua primero.